INICIO

La energía renovable es la manera de generar electricidad de una forma natural, eficiente, inagotable, económica, descentralizada, limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Ecoimpulso Energías Renovables nace con una vocación muy clara: crear un lugar de encuentro donde compartir experiencias y nuevos avances tecnológicos, encontrar los mejores equipos de producción de energía, buscar a los mejores profesionales del sector; pero sobre todo, eligiendo cuidadosamente a proveedores de confianza que respondan con la calidad más exigente.

Para todos aquellos que deseamos cambiar las cosas, afrontando la crisis económica, energética y medioambiental, ahora, por fin tenemos a nuestro alcance la posibilidad de producir nuestra propia energía para nuestros hogares. Como si de un electrodoméstico más se tratase, conectamos a la red nuestro equipo de energía renovable, pero en lugar de consumir energía, éste la produce, en lo que denominamos autoconsumo instantáneo. Si ajustamos nuestras necesidades energéticas lo más posible a la producción de energía generada por nuestros propios paneles solares, no tendremos necesidad de consumir electricidad de la red eléctrica, ahorrando de esta manera mucho dinero.

La instalación de placas fotovoltaicas en nuestro hogar nos garantiza el precio de la energía que consumimos, puesto que tras la amortización del equipo, la energía que consumimos es a coste cero (el sol brilla gratis para todos). El plazo de amortización dependerá obviamente del tipo de instalación y las necesidades energéticas a cubrir, pero debemos tener en cuenta que se trata de una inversión segura, ya que el ahorro está garantizado. Que el precio de la energía subirá es un hecho, pero no para nosotros, que pasaremos de ser meros consumidores a productores de nuestra propia energía.

Produciendo tu propia electricidad en el hogar aseguras tu suministro y te permite no depender de los grandes oligopolios empresariales para algo tan imprescindible como es la energía.

Ventajas de la energía solar

  1. Un ahorro para nuestros bolsillos como consumidores: una vez amortizada nuestra instalación nos olvidaremos para siempre de pagar la factura eléctrica.
  2. Las instalaciones fotovoltaicas tienen una amplia garantía de producción, y en relación a su larga vida útil se amortizan en poco tiempo. Hay que tener en cuenta que los módulos fotovoltaicos tienen una vida útil contrastada superior a los 25 años.
  3. Apenas requiere mantenimiento después de su puesta en marcha.  Mantener limpios los módulos solares para que su rendimiento no se vea mermado y una revisión anual del inversor.
  4. Gracias a la tecnología modular, las instalaciones de energía solar se adaptan de manera flexible a las diversas exigencias de potencia y pueden ampliarse según las necesidades que vayan surgiendo.
  5. Aumentan el valor del edificio por la incorporación de elementos constructivos económicamente activos.
  6. Generar nuestra propia electricidad en el hogar nos asegura el suministro y nos permite no depender de los grandes oligopolios empresariales para algo tan imprescindible como es la energía.
  7. Pero no sólo esto, las energías renovables pueden satisfacer las crecientes necesidades energéticas sin sacrificar la salud de todo el planeta. y sin que tengamos que dejar en herencia el pago de la factura a las generaciones venideras.
  8. Una pequeña instalación de autoconsumo evita los desplazamientos de energía puesto que se consume en el mismo sitio que se produce. Tampoco debemos olvidar que son una fuente inagotable de energía, ya que el combustible que utilizan es gratis e ilimitado.
  9. Producir en nuestras casas la energía que necesitamos consumir evitará tanto su almacenamiento como su transporte a través de la red, con el consiguiente ahorro de emisiones de CO2. Reducir nuestra dependencia energética nos ayudará a ahorrar tanto en nuestra factura de la luz como en emisiones contaminantes a la atmósfera. Cualquier cosa que hagamos, por insignificante que parezca, es importante, porque si  sumamos el pequeño esfuerzo de muchos, se convertirá en gigante. La producción de electricidad con energías renovables debería ser una obligación ciudadana y un compromiso ineludible para con las futuras generaciones, porque no es solo una opción, es nuestro derecho natural.